Cinco carreras de Ingeniería se someterán en 2018 al proceso de acreditación nacional

Cinco carreras de Ingeniería se someterán en 2018 al proceso de acreditación nacional

Ya comenzó el trabajo de recolección de información y elaboración de los respectivos Informes de Autoevaluación, según los criterios establecidos por la Comisión Nacional de Acreditación (CNA).

Cinco de las siete carreras que imparte la Facultad de Ingeniería y Ciencias: Ingeniería Civil en Bioingeniería, Ingeniería Civil en Minería, Ingeniería Civil en Energía y Medio Ambiente, Ingeniería Civil en Informática e Ingeniería Civil se someterán en 2018 al proceso voluntario de acreditación nacional para lo cual ya han iniciado el trabajo para la elaboración de los respectivos Informes de Autoevaluación, según los criterios establecidos por la Comisión Nacional de Acreditación (CNA).

Una vez entregado el Informe de Autoevaluación, que requiere de una estrategia de trabajo coordinado y un plan de acción que contempla reuniones y la recolección de información de docentes, empleadores egresados y estudiantes, se recibirá la visita de los pares evaluadores en los campus de Santiago y Viña del Mar. En el caso de Ingeniería Civil, el proceso de desarrollo del Informe de Autoevaluación comenzó en 2017 y a su entrega le sigue la visita de los pares evaluadores durante el primer semestre de 2018. Para el resto de las carreras que se someterán al proceso, la visita será entre agosto y octubre, conociéndose el resultado del proceso a fines de 2018.

La acreditación de carreras tiene una serie de requisitos, entre ellos contar con generaciones de egresados. Por este motivo Ingeniería Civil Mecánica, carrera que se comenzó a impartir en 2016, no puede someterse a este proceso. Por su parte, Ingeniería Civil Industrial se encuentra acreditada hasta el 2020 por la Comisión Nacional de Acreditación. Además, en 2017 esta carrera obtuvo la acreditación ABET, entidad acreditadora reconocida a nivel mundial como líder en aseguramiento de calidad en programas de educación en ciencias, ingeniería, computación y tecnología.

Durante las distintas instancias del proceso de acreditación de las carreras, es fundamental la participación activa y el compromiso de la comunidad académica, estudiantil y de los administrativos, así como la integración de todos los actores relevantes de la universidad para el mismo.

Preguntas frecuentes

¿Qué es la acreditación?

La acreditación es un proceso voluntario en el que las instituciones de Educación Superior demuestran ante la Comisión Nacional de Acreditación (CNA), que poseen mecanismos efectivos de autorregulación y aseguramiento de la calidad. Para lograrlo, realizan una autoevaluación, midiendo la consistencia entre lo declarado en sus propósitos con lo que realmente hacen.

¿Por qué es importante acreditar la carrera?

Cuando la carrera se acredita se obtiene un reconocimiento externo de la excelencia ya que la CNA certifica la calidad de los procesos y resultados de la facultad. Del mismo modo, se potencia el alineamiento entre la facultad y la universidad, junto con el desarrollo y establecimiento de procesos de mejora continua, a través de una evaluación rigurosa y participativa.

¿Es obligatorio el proceso de acreditación para las carreras?

La acreditación de carreras es un proceso voluntario que tiene como finalidad asegurar la calidad y el mejoramiento continuo de las carreras que imparten las instituciones de educación superior. Implica la validación externa y la calidad de la información de los ingenieros civiles de la UAI. La acreditación es obligatoria a nivel universidad.

¿Cuáles son las etapas del proceso?

Proceso de autoevaluación de la carrera: se revisa el desempeño de sus procesos y los resultados de acuerdo a criterios de calidad. Como resultado de este proceso se elabora un Informe de Autoevaluación que se entrega a la CNA.
Proceso de evaluación externa: un Comité de Pares Evaluadores, pertenecientes a una agencia acreditadora -en este caso Qualitas-, revisa el Informe de Autoevaluación, visita la universidad y se reúne con los distintos actores involucrados en el proceso para contrastar lo informado. Posteriormente emite un Informe de Pares Evaluadores.
Entrega de resultados por parte de la CNA.